¿Aumento 1% la Cuota Obrera al IVM?

El Incremento de la cuota obrera del IVM: ¿no hay otra salida?

El incremento de un punto porcentual de la cuota obrera al RIVM es un tema que podría calificarse como altamente sensible y de un gran interés para el país. Quizás se trata de uno de los temas más trascendentes para el conjunto de la sociedad costarricense. Interesa no solo el hecho en sí mismo, también los argumentos que hubo detrás de la decisión. En esa medida el tema se hará más claro o, por el contrario, de más difícil comprensión. Un tema de este tipo, a pesar de su aspereza técnica debiera ser lo suficientemente accesible con el fin de democratizar también su discusión. Un reto enorme sin duda, pero al que no podemos renunciar.

Buena parte de ese esfuerzo radica en comprender aspectos clave que se han derivado de esta decisión y el contexto creado a partir de ella. Por ejemplo, la llamada “Mesa de Diálogo” que ha impulsado la JD de la C.C.S.S. ¿Para qué se crea y quiénes pueden estar en ella? ¿Cuál es la agenda de esta mesa y cuáles son los alcances propuestos para ella? Algunos aspectos en torno a estas preguntas los abordará el análisis que nos propone el profesor Manuel Barahona, en el artículo que aparece a continuación, en este espacio, quien además agrega cuestiones fundamentales para comprender los límites propios de la composición de la Mesa tal como se propuso, y que responde a una lógica profundamente institucionalizada de cuáles son los sectores que debieran estar representados. Pero además, ¿qué resolverá finalmente la Mesa? ¿Todo está decidido? Son cuestiones que quedan aún por aclarar.

Por su parte, Edwin Zamora, también en esta primera entrega de “Enfoque crítico” nos sugiere apuntar a aspectos que también son importantes en la discusión. La informalidad y las limitaciones asociadas a este tipo de contribuyente; también, por razones distintas, nos recuerda el caso de los profesionales liberales, cuya evasión fiscal estaría indefectiblemente asociada a un reporte menor ante la seguridad social.
¿Son estos los únicos aspectos a revisar? Sin duda que no, el desgaste que sufre el Régimen, ante cambios en la composición de la sociedad costarricense, es también una realidad, como lo ha sido la gestión misma. Por ahora, no parece prudente desechar a priori posibles causas, todo lo contrario, más bien corresponde saberlas integrar en un análisis responsable, mesurado y democrático. Hay mucho en juego como para hacer de esta una discusión solo técnica y de pocas voces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *